Blue Slimstock

GUÍA | GESTIÓN DEL STOCK

ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE GESTIONAR EL INVENTARIO DE UN NUEVO ALMACÉN

Slimstock Guia Gestion Stock Por

El objetivo final de una empresa es, o debería ser, maximizar sus beneficios. Para esto, la forma en que una compañía gestiona su inventario tendrá un papel importante a la hora de conseguir sus propósitos.
Durante este proceso, además, deberá enfrentarse a varios retos, como el de encontrar el equilibrio entre el inventario que quiere tener en su almacén y los costes que esto conlleva.
En esta guía, Christian Garrido, Director de Consultoría de Slimstock España, te numera los pasos a seguir para conseguir una buena gestión del stock.

  • checkDecidir el surtido y la manera en que vamos a aprovisionarlo
  • checkDefinir la importancia de cada artículo
  • checkEstablecer el nivel de servicio objetivo de cada artículo
  • checkEstablecer y revisar los parámetros logísticos
Descárgate la guía ahora


El stock o inventario de una empresa es todo el material o bienes que utiliza para sus ventas, ya sean materias primas que se transformarán posteriormente en producto final, o productos que se descomponen para venderlos por piezas o en unidades más pequeñas, como podría ser una bobina que se compra para cortar cables de distintas longitudes. La manera en que la empresa gestiona dicho inventario influirá en su objetivo final: maximizar sus beneficios.

Imaginemos que nuestra empresa acaba de comprar un almacén y necesita saber cómo comenzar a gestionarlo. Para ello, debería seguir los siguientes pasos:

  1. Decidir el surtido y la manera en que vamos a aprovisionarlo
    La empresa tiene un catálogo de productos que vende a sus clientes para satisfacer sus necesidades. De dicho surtido, lo primero que se deberá hacer es clasificar los artículos según la manera en que vamos a aprovisionarlos: contra stock o bajo pedido.
  2. Definir la importancia de cada artículo
    Una vez definidos los artículos contra stock en los que debemos enfocarnos, el siguiente paso es establecer la importancia de cada uno de ellos. Esta importancia podría determinarse en base a decisiones estratégicas de la empresa. Si nos queremos basar en un análisis más cuantitativo, la opción recomendada sería realizar una clasificación ABC en base a los criterios que la empresa considere más representativos.
  3. Establecer el nivel de servicio objetivo de cada artículo
    Este parámetro sirve para determinar el porcentaje de la demanda esperada que se desea cubrir con el stock del almacén. Esto afecta directamente al stock de seguridad de los artículos: a mayor nivel de servicio que queramos dar a nuestros clientes, mayor stock de seguridad deberemos tener en el almacén. Basándonos en la importancia de cada artículo, determinada en el punto anterior, deberíamos establecer el nivel de servicio objetivo para cada clase de artículo.
  4. Establecer y revisar los parámetros logísticos
    ¿Cada cuánto vamos a comprar este artículo? ¿Qué lote mínimo nos ofrece el proveedor y cuál es mi óptimo? ¿Qué plazo de entrega nos puede garantizar el proveedor?

Tener inventario conlleva ciertos costes para una empresa, por lo que es muy importante encontrar ese equilibrio entre los productos que se quieren tener en stock en un almacén y el coste que va a suponer esto.

Seleccione su ubicación para ver el contenido específico de su país

x