La mayoría de las empresas están empezando o siguen invirtiendo en herramientas digitales para la cadena de suministro. Según una encuesta reciente de Gartner el 66 % de las empresas lo han hecho en los últimos 18 meses. Esto supone un aumento del 26 % con respecto a 2021.

Esto parece indicar que el mundo del comercio está despertando ante la posibilidad de invertir en la cadena de suministro digital y alejarse progresivamente de la otrora todopoderosa hoja de cálculo de Excel.

Pero el hecho de gastar dinero no significa automáticamente que estés tomando una decisión acertada. Y aunque muchos piensan muy detenidamente cómo llevar a cabo sus inversiones en tecnología, gastar el dinero que tanto ha costado ganar a la empresa, incluso con las mejores intenciones, puede hacer que algunas personas en tu organización se sientan decepcionadas si los resultados que se obtienen no son los esperados.

El reto es hacer inversiones rentables. Tanto inversiones iniciales como inversiones de continuidad. Y esto es algo que no está ocurriendo para muchos. De hecho, sólo el 17% de los encuestados afirman que las inversiones de su empresa en tecnología digital para la gestión de la cadena de suministro han estado a la altura de sus expectativas.

New call-to-action

Es decir, casi uno de cada cinco encuestados está decepcionado. Esto demuestra que, por la razón que sea, el gasto a menudo no da el retorno que esperan las compañías. Sin embargo, si el análisis detrás de la decisión de dónde gastar es el correcto, los beneficios potenciales para la empresa son numerosos.

Un estudio de PwC lo corrobora:“la inversión en la cadena de suministro digital merece la pena”. Las empresas que invierten en tecnología digital para la cadena de suministro suelen disfrutar de menores costes operativos, mayores ingresos, mayor sostenibilidad en su cadena de suministro, mejor utilización de los recursos, menores riesgos y mayor eficiencia.

Entonces, ¿dónde deberías gastar el dinero?

¿Y qué preguntas debes hacerte para asegurarte de obtener resultados positivos y que tu dinero esté bien invertido? Bien, hay dos certezas en este campo, independientemente del tamaño o el sector de tu negocio.

En primer lugar, no puedes permitirte quedarte atrás y seguir dependiendo de las hojas de cálculo u otras herramientas de planificación obsoletas.

En segundo lugar, y lo más importante, no puedes permitirte tomar una mala decisión y gastar dinero en la tecnología equivocada.

Por este motivo, en este artículo exploraremos:

  • En qué áreas de la tecnología de la cadena de suministro invierten tus competidores y por qué.
  • Escollos comunes de la inversión en la cadena de suministro digital y cómo evitarlos.
  • Cómo puedes justificar la inversión en la digitalización de tu cadena de suministro.

 

¿Qué inversiones en la cadena de suministro digital están realizando tus competidores?

En el pasado, el gasto en tecnología empresarial se centraba en soluciones administrativas o de gestión de clientes. Pero ahora, las inversiones en la cadena de suministro y los procesos operativos están pasando a primer plano.

Más concretamente, se está invirtiendo más en todo el mundo en sistemas de planificación de la cadena de suministro, la automatización de las tareas operativas y la planificación integral de la cadena de suministro para mejorar la visibilidad.

Evolución de las expectativas de los consumidores respecto las entregas rápidas y gratuita

Hoy en día, la mayoría de la gente hace clic en “comprar” en un sitio web y mira por la ventana en busca del repartidor. De hecho, las investigaciones sugieren que el 96% de los consumidores actuales consideran que “entrega rápida” significa entrega “en el mismo día”.

Obviamente, esos dos términos no son sinónimos.

Pero para estar a la altura de unas expectativas cada vez mayores, hay que crear una cadena de suministro más adaptable, capaz de pivotar y satisfacer las demandas de los clientes.

El auge de la distribución multicanal

En el pasado, la visión más favorecida de la distribución era centralizar los esfuerzos en un canal. Pero los negocios están cambiando, y hay que ser competitivo en diversos canales.

Si adoptas un enfoque en el que se tengan en cuenta todos los canales, con una integración perfecta entre los centros de distribución centrales, los nodos regionales y las tiendas locales, su equipo de la cadena de suministro no tendrá más remedio que ser dinámico y adaptable.

Para estar a la altura de este planteamiento, debes contar con una tecnología que te permita llevar a cabo este enfoque. Tecnología rápida, eficaz y precisa para un reaprovisionamiento eficiente y a prueba de errores.

Un cambio en el modelo tradicional de la cadena de suministro

Las empresas recurren cada vez más a socios logísticos subcontratados para apoyar los procesos críticos de la cadena de suministro.

Tal vez esto se está acelerando por fenómenos como la falta de espacio en los almacenes.

Otra posibilidad es que la escasez de mano de obra cualificada en todo el mundo obligue a las empresas a replantearse dónde invierten mejor su tiempo y energía.

O podría deberse simplemente a la subida de los costes de la cadena de suministro en general.

Sea cual sea el motivo, a medida que las cadenas de suministro se complican, se necesitan las mejores herramientas para llevar a cabo una gestión de la supply chain end to end y mantener conectados a todos los eslabones de la cadena de suministro de forma eficiente.

 

Demostrar un retorno positivo de la inversión en la digitalización de la cadena de suministro: Un caso de cliente real

Grupo Verfsterk adoptó nuestra herramienta de planificación de la cadena de suministro, Slim4, para transformar las operaciones y obtuvo los siguientes beneficios:

  • 15% de aumento de la eficiencia.
  • Liberación de capital circulante para aprovechar las oportunidades de descuentos por volumen.
  • Reducir los niveles de inventario en un 10% con la consecuente reducción de los costes que supone.

Haz clic aquí para leer el artículo completo en inglés: Cómo Verfsterk Groep gestiona sus retos de inventario. (Versión en inglés)

 

Escollos comunes a la hora de invertir en digitalización de la cadena de suministro

La digitalización de la cadena de suministro no es algo que dependa de una acción puntual y única.

Si tu director de la cadena de suministro quiere preparar la empresa para el futuro, su misión será transformar continuamente el departamento para que sea cada vez más digital y no pierda competitividad.

Pero la digitalización de su cadena de suministro no es precisamente una tarea sencilla. Más del 67% de los encuestados en un estudio reciente preveían que la digitalización de su cadena de suministro requeriría formación adicional del personal.Pero solo el 7 % afirmó que era su principal prioridad.

Y si se necesitan más datos para corroborar que este proceso será difícil, el 80% de los encuestados afirmó que su personal carecía de las competencias digitales adecuadas. Además, una cuarta parte afirma que le resulta muy difícil atraer, desarrollar y retener a personas cualificadas digitalmente que puedan transformar su cadena de suministro.

¿Cuál es el resultado de todo esto?

Pues que las iniciativas digitales fracasan para muchos, a pesar de que sus intenciones son buenas.

Los motivos de esta falta de éxito son distintos en cada caso. Además, en la mayoría de los casos se trata de un fracaso provocado por distintos factores, no de un único error.

Sin embargo, desistir no es una opción, y deben considerarse estos errores como aprendizajes que en última instancia te llevarán en la dirección correcta.

Es habitual que las empresas inviertan en la digitalización de la cadena de suministro sin definir objetivos específicos u hojas de ruta. No hacerlo reduce radicalmente las posibilidades de éxito a la hora de digitalizar la cadena de suministro.

En los siguientes párrafos te ofrecemos algunas claves para que planifiques la inversión digital en tu empresa.

 

Cómo justificar la inversión digital en tu cadena de suministro

Tus iniciativas digitales necesitan una base sólida si quieres que salgan adelante.

Necesitan el apoyo de todas las partes interesadas de la empresa y una sólida justificación empresarial con inversión desde arriba.

En esta sección se explica cómo asegurar todo lo anterior:

Paso 1: Alinear las prioridades de los “stakeholders” de la empresa y de la organización

¿Qué quieren los distintos “stakeholders” o partes interesadas de la empresa? ¿Y estos deseos encajan con los objetivos globales de la compañía?

Tu primera tarea es averiguarlo.

Y cuando hablamos de partes interesadas, nos referimos a cualquiera que se vea directa o indirectamente afectado por el cambio digital. Es decir, cargos dentro de la empresa que gestionen presupuestos, jefes de departamento, nuevos empleados e incluso trabajadores temporales.

¿La solución que sugieres tiene capacidad para contentar a las personas a las que afectará el cambio y contribuir al cumplimiento de los objetivos generales de la empresa?

Debes tener en cuenta las opiniones, objetivos y metas de todos los departamentos, no sólo de la cadena de suministro. Y piensa en el departamento de IT especialmente, dado que la participación de este departamento en el despliegue de cualquier cambio tecnológico será clave.

Su perspectiva puede ser, por tanto, crucial.

Si aún no has invitado a alguien del departamento de IT a participar en el proceso de compra, hazlo ahora, ya que su participación puede ser fundamental. Y lo que es más importante, asegúrate de que el nuevo sistema es compatible con el resto de tu tecnología.

En algún momento, es casi seguro que tendrás que presentar esta nueva tecnología a otros miembros de la organización. Saber cómo funciona, por qué es una inversión que merece la pena y cómo encaja con la tecnología actual de la compañía es primordial para poder justificar bien la inversión.

Algunos aspectos que conviene documentar son cómo la nueva herramienta comparte los datos, cómo cumple las normas de seguridad y cómo reduce los riesgos de la empresa.

Paso 2: Medir los resultados previstos en términos empresariales

“Este proceso puede costarnos mucho dinero, pero también debería ahorrarnos mucho”.

Tiene que estar preparado para las preguntas sobre la idoneidad de este proceso por parte del resto de trabajadores de la empresa. La formación en la nueva plataforma puede llevar tiempo.

Pero la gente odia el cambio, así que prepárate para justificar adecuadamente esta digitalización. Cuando surjan las preguntas, tus argumentos serán mucho más convincentes si eres capaz de demostrar el impacto empresarial junto con el resto de métricas de mejora de las operaciones. Además, las cifras deben ser claras y convincentes. De este modo, será mucho menos probable que alguien cuestione la idoneidad de implantar la nueva herramienta.

Pregunta a tus equipos qué es lo que más les importa.

Lo más probable es que la herramienta que quieres implantar también les ayude a alcanzar sus objetivos. Pero solo lo sabrás si conoces cuáles son esos objetivos.

Paso 3: Equilibrar costes, valor y riesgo

“¿Cuánto va a costar esto?” puede ser la primera pregunta que te hagan. Pero hay que mirar más allá de la inversión inicial en tecnología. Incluso puede ocurrir que la formación del personal en los nuevos métodos cueste más en tiempo perdido que el coste inicial del software, pero piensa en los beneficios futuros. Para equilibrar con precisión los costes, el valor y los riesgos, necesitarás toda la información a tu alcance.

Hay que buscar datos y pruebas que demuestren el valor global de la solución. ¿Qué valor podría aportar a la hora de incrementar las ventas? ¿Y en las iniciativas de sostenibilidad, o en la satisfacción de los empleados y la retención del personal?

Debe abordar el coste total de propiedad (TCO por sus siglas en inglés).

Esto incluye las necesidades de soporte, los gastos de gestión, mantenimiento y formación de los usuarios finales.

También hay que tener en cuenta los riesgos. Y no tan solo los riesgos vinculados a invertir o no en la nueva tecnología, sino también los riesgos de que la adopción de la herramienta no sea tan satisfactoria como estaba previsto o de que el software seleccionado no cumpla con las expectativas.

Paso 4: Documentar y comunicar su caso de negocio

Este es el último paso y posiblemente el más fácil de todos.

Una vez que tengas toda la información que necesitas, transmitirla debería ser fácil siempre que la hayas documentado adecuadamente.

Convierte tu análisis en un caso empresarial que parta de un problema. Lo ideal es que el problema de tu empresa coincida con los de varios miembros de tu equipo.

Tu trabajo consistirá entonces en explicar por qué hay que abordar el problema y cómo esta nueva solución puede hacerlo perfectamente.

Si presentas la tecnología como algo fundamental para el éxito de tu empresa y, al mismo tiempo, resuelves uno de los principales problemas que tienen muchas personas de la organización, estarás en el buen camino para que la herramienta finalmente se acabe implantando.

Asegúrate de que eres capaz de mostrar todas las tareas que se pueden optimizar con la tecnología, incluido el modo en que la solución mejorará los KPIs operacionales y los resultados empresariales de la organización.

Cuando cuentes la historia, hazlo utilizando el lenguaje de la audiencia a la que te diriges y captarás su atención más fácilmente. A los altos ejecutivos les gusta el lenguaje conciso y las

soluciones de alto nivel. Es poco probable que sorprendas al personal de almacén con la misma presentación.

Habla al público concreto al que te diriges y así conseguirás ser mucho más persuasivo.

New call-to-action

Preguntas frecuentes sobre la inversión en la digitalización de la cadena de suministro

¿Por qué hay un aumento en las inversiones en la digitalización de la cadena de suministro?

Una encuesta reciente de Gartner muestra que hasta el 66% de las empresas han invertido en herramientas de la cadena de suministro digital en los últimos 18 meses. Esto supone un aumento del 26% en comparación con 2021. Varios factores, como la evolución de las expectativas de los consumidores y el aumento de la distribución multicanal están impulsando esta tendencia.

¿Están realmente dando sus frutos las inversiones en la digitalización de la cadena de suministro ?

Sólo el 17% de los encuestados afirma que las inversiones de su empresa en tecnologías de digitalización de la supply chain han estado a la altura de sus expectativas. Sin embargo, una investigación de PwC muestra que aquellas empresas que invierten de manera efectiva disfrutan de numerosos beneficios, como costes más bajos y mayores ingresos.

¿Qué debo considerar antes de realizar una inversión en digitalizar la cadena de suministro?

Antes de invertir, es fundamental alinear las prioridades organizacionales y de las partes interesadas (stakeholders), medir los resultados previstos en términos de resultados empresariales y valorar los costes y el riesgo de la inversión.

¿Dónde se gasta mejor el dinero en la cadena de suministro?

Cada vez se invierte más en sistemas de planificación de la cadena de suministro para conseguir visibilidad de extremo a extremo (end to end) y en la automatización de las tareas operativas.

¿Cómo afecta la escasez de habilidades a la transformación de la cadena de suministro digital?

Alrededor del 80% de los encuestados en un reciente estudio afirmaron que su personal carecía de habilidades digitales, lo que puede plantear desafíos durante la transición a una cadena de suministro digital.

¿Cómo me aseguro de que la tecnología sea compatible con mis sistemas existentes?

Es crucial involucrar a IT desde el principio en el proceso de toma de decisiones para garantizar que el nuevo sistema sea compatible con tu tecnología existente.