smart_watch_slimstock

Introducción de artículos nuevos en el mercado: éxitos y contratiempos

Podemos encontrar de todo, desde un surtido de bolígrafos Bic «para ella» hasta el Nokia N-Gage, un híbrido entre móvil y consola de videojuegos. Y están, según el periódico británico The Guardian, en un museo íntegramente dedicado a productos falllidos para el mercado.

Apelando a la nostalgia, este atractivo turístico muestra el auténtico riesgo que corren las empresas cuando introducen artículos nuevos en el mercado.

Teniendo en cuenta todos los costes asociados al «phase- in» de un producto, los fallos comerciales siempre suponen un precio muy alto. Por lo tanto, ¿qué pueden hacer las empresas para asegurarse de que su amplio surtido está compuesto de productos que tienen o van a tener éxito?

Incluso para aquellos productos que tienen millones de euros de presupuesto, el éxito no siempre está garantizado. Y por esa razón las empresas deben hacer sus deberes antes de introducir un nuevo artículo a su surtido. Revisar los datos históricos de ventas de productos de similares características que ya forman parte del surtido y combinar esta información con la experiencia que la empresa tiene sobre su mercado, permitirá a los tomadores de decisiones valorar si existe suficiente demanda para soportar ese nuevo producto que se prevé incorporar.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿qué procesos debes poner en marcha para minimizar tu exposición al riesgo cuando introduces un nuevo artículo en tu surtido?

Las alteraciones en la cadena de suministro dejan un sabor amargo

Para las empresas del sector Alimentación, una de las principales causas de los problemas en la cadena de suministro es el factor de la disponibilidad. De hecho, el 77% de los productores en Estados Unidos han declarado que una de las mayores complejidades que emanan de esta cuestión es que una baja disponibilidad (con el consiguiente mal servicio al cliente que ello conlleva) supone un alto riesgo para garantizar la continuidad de la empresa.

¿Se enfrentan las empresas españolas y europeas al mismo riesgo? Y si es así, ¿qué pueden hacer para combatir las causas?

El hecho de que las cadenas de suministro sean cada vez más globalizadas ha llevado a una falta de visibilidad para muchas empresas de la rama de Alimentación. Con el objetivo de mejorar esa transparencia y conseguir un mejor perspectiva de toda la cadena de suministro, las organizaciones deben dar algunos pasos para mejorar la precisión de sus previsiones.

Utilizando herramientas y tecnologías que tengan en cuenta la volatilidad del mercado y la estacionalidad, así como las tendencias emergentes, las empresas podrán colocarse en una mejor posición de cara a anticiparse a la demanda.

Sin embargo, mientras que unas previsiones fiables son esenciales para garantizar que la empresa cumpla con las necesidades del cliente, puede haber un nicho enorme de beneficios del hecho de compartir información con los proveedores. Estableciendo unas relaciones más colaborativas daremos a nuestros socios de la cadena de suministro más tiempo para preparar sus operaciones, minimizando el riesgo de que se produzcan cuellos de botella y déficits de suministro.

Te puede interesar: 5 consejos para hacer las previsiones de artículos nuevos >>

 

Desde 1993, Slimstock ha sido sinónimo de la mejor previsión de la demanda, una optimización de stock más eficiente, un análisis claro del inventario y continua mejora de la rentabilidad. Nuestra base de clientes está formada por más de 750 empresas en todo el mundo (grandes, medianas y pequeñas) que abarcan un amplio rango de sectores.

SHARE:
ARRIBA