4 consejos prácticos para optimizar el stock en e-commerce

Christian Garrido

Última actualización: December 12, 2023 | 2 min

Los avances en tecnología fomentan que sea cada vez más fácil para la empresas montar un negocio online, y la infraestructura de telecomunicaciones permite cada vez más a los consumidores conectarse –y poder comprar- desde cualquier lugar y a cualquier hora. Por otro lado, comprar por internet está dejando de ser esa cosa críptica y misteriosa antes sólo accesible a los entendidos. El miedo a dar los datos de la tarjeta parece que va en descenso y simultáneamente las formas de pago alternativas como Paypal han reducido la incertidumbre que genera la compra online.

Uno de los mayores retos para un retailer que decide unirse a la revolución digital proviene de la cadena de suministro, y en especial en el tema de la disponibilidad de los productos. Las características específicas del ecommerce exigen una herramienta capaz de identificar y anticipar los patrones de la demanda, así como de actualizar los modelos de gestión del stock. Y todo esto, teniendo siempre en cuenta la etapa del ciclo de vida en que se encuentre el producto. Hacer este trabajo de manera automática, segura y constante puede marcar la diferencia entre un click y una compra.

En la actualidad detectamos que cada vez más el retail tradicional busca su expansión en el ecommerce, mientras que el pure player va al retail tradicional.

Es así como escuchamos que Amazon va a abrir tiendas físicas y que Walmart ha decidido comprar el marketplace Jet.com (un minorista que espera frenar el crecimiento de Amazon en EEUU).

Con esta realidad sobre la mesa vemos que la competitividad en el sector es enorme, lo que hace que optimizar el stock sea una tarea obligatoria. Si logramos trabajar con un surtido eficiente ayudaremos a mantener el ritmo de ventas sin afectar a los beneficios.

¿Cómo es la gestión de stock en un ecommerce?

La gestión de stock en un ecommerce se refiere al proceso de supervisar y controlar los niveles de inventario de los productos que una tienda en línea tiene disponible para la venta. Este aspecto es fundamental para asegurar que la empresa pueda cumplir con las demandas de los clientes de manera eficiente y evitar problemas como la falta de productos o el exceso de inventario.

Algunos de los elementos clave de la gestión de stock en un ecommerce incluyen:

  • Inventario en tiempo real: Mantener un registro preciso y actualizado del inventario disponible en todo momento. Esto puede hacerse mediante sistemas automatizados de gestión de inventario que se integran con la plataforma de comercio electrónico.
  • Reaprovisionamiento: Identificar cuándo es necesario volver a abastecer productos para evitar la falta de existencias. Esto implica establecer niveles mínimos de inventario y establecer procedimientos para reabastecerlos de manera oportuna.
  • Prevención de excesos: Evitar la acumulación de inventario en exceso, ya que puede llevar a costos adicionales, almacenamiento innecesario y obsolescencia de productos. La gestión efectiva de stock busca equilibrar la oferta y la demanda.
  • Seguimiento de tendencias: Analizar las tendencias de ventas y comportamiento del consumidor para prever cambios en la demanda y ajustar el inventario en consecuencia.
  • Integración de sistemas: Utilizar sistemas de gestión de stock que se integren eficientemente con otras áreas del negocio, como la facturación, el procesamiento de pedidos y el sistema de envío.
  • Actualización de la información en la plataforma de ecommerce: Asegurarse de que la información sobre la disponibilidad de productos se actualice correctamente en la tienda en línea para evitar problemas como la venta de productos que ya no están en stock.

¿Cómo optimizar el stock en ecommerce?

Una de las grandes lecciones que hemos aprendido en Slimstock gracias a nuestros clientes del sector online es que el ecommerce es diferente y, por lo tanto, requiere una gestión distinta.

Fruto de nuestra experiencia, compartimos 4 aspectos que consideramos claves para mejorar la gestión del inventario en este sector:

1. Colaboración estratégica con proveedores para variedad y exclusividad

Que los proveedores soporten la variedad y exclusividad, mientras usted mantiene sólo los productos clave para su negocio online. La oferta de artículos es enorme, mientras que los espacios físicos son muy limitados y muy costosos. Por lo tanto, ¿por qué no trabajar conjuntamente con los proveedores para optimizar esta situación? El ejemplo está en los que consideramos los “gigantes de internet”. La realidad es que ellos no tienen los cientos de millones de referencias que ofrecen a sus clientes en un solo sitio, sino que más de la mitad está en sus proveedores, que en muchas ocasiones hacen las entregas directas.

2. La importancia de una limpieza de datos rigurosa

Realice una limpieza de datos correcta para evitar sobrestimaciones o subestimaciones de la demanda, algo que ocurre de forma permanente en e-commerce. Un sistema dinámico de gestión de previsiones es aquel que permite identificar y corregir las variaciones de la demanda en el menor tiempo posible y con la mayor fiabilidad esperada. Y esto es imprescindible en este sector, ya que en e-commerce hay que trabajar a nivel operativo con previsiones en el corto plazo.

3. Alineación del modelo de inventarios con el ciclo de vida del producto

Adecue el modelo de inventarios y aprovisionamiento a la demanda en función del ciclo de vida de productoEs un error gestionar de la misma forma un lanzamiento de producto que un declive del mismo. Identificar y hacer los ajustes automáticos que el ciclo de vida lleva implícitos genera una ventaja competitiva muy importante. El dinamismo y la volatilidad del sector hacen que las estrategias cambien de manera muy rápida dentro del ciclo de vida de producto, por lo que contar con una herramienta ágil para identificar los cambios y ponerlos en marcha es un factor vital para la gestión del stock disponible para la venta.

4. Prioriza tus actividades de acuerdo con el impacto dentro del negocio

No todo es urgente, y esto es algo importante de saber y de asumir. Los recursos humanos deben enfocar sus esfuerzos en aquello que genera ingresos para el negocio. Así, una buena manera de trabajar con la gran cantidad de datos que el e-commerce obliga a tener en cuenta es empleando la gestión por excepciones de Slimstock. Este modelo se basa en prestar atención a las variaciones, dejando que lo que sí funciona correctamente trabaje de forma automática.

La importancia de la disponibilidad en e-commerce

Es necesario hacer notar que asegurar la disponibilidad de los productos en Internet es más difícil que asegurar la de los productos en las tiendas físicas. Sin la limitación del espacio físico, muchos retailers que se adentran en internet están ofreciendo como reclamo surtidos cada vez más amplios. Esto trae como consecuencia que los patrones de demanda de los artículos tiendan a ser erráticos o lentos (pocas unidades y sin regularidad en el tiempo), por lo que modelos de previsión basados en máximos y mínimos que tradicionalmente utilizan los retailers fallarán estrepitosamente.

Queda claro que para un retailer que desee asegurarse el éxito en su estrategia online debe ser capaz asegurar la máxima disponibilidad de sus productos en sus escaparates online. Para ello debe contar con una herramienta especializada de previsión de la demanda que cuente con los modelos de previsión necesarios para todo tipo de patrones de venta, incluyendo los lentos y erráticos, en todos los puntos de su estructura: centros de distribución, puntos de venta físicos y escaparates online.

Partir de una buena previsión basada en modelos estadísticos es un gran paso para asegurar la disponibilidad. Sin embargo, no es suficiente. Dicha previsión debe ser ajustada con la demanda adicional esperada causada por sus acciones promocionales, con la detección y aplicación de patrones estacionales, tendencias, el impacto de la introducción de nuevos productos, información del mercado que pueda afectar la demanda, etc.

Asimismo, una herramienta que nos ayude a ofrecer la máxima disponibilidad debe ser capaz de analizar e identificar la fase del ciclo de vida en el que se encuentra cada producto y ajustar el stock de manera acorde (nos interesa sin duda asegurar una mayor disponibilidad en la fase de madurez que en la de declive).

Por último, una vez realizados todos los cálculos de previsión y habiendo sido enriquecidos por toda la información adicional que podamos añadir, el sistema deberá calcular el stock óptimo que necesitamos, tanto para nuestro canal físico como para nuestro canal online y proponer o realizar los pedidos de compra o traspasos pertinentes en todo momento.

El comercio minorista ha sido un actor destacado de la revolución digital que vivimos. Esto sin duda está ofreciendo a los retailers oportunidades de negocio nunca antes vistas, pero también acarrea retos a los que no se habían enfrentado antes.

Nueva llamada a la acción

Seleccione su ubicación para ver el contenido específico de su país

x