Mientras los ERP cumplen sus funciones a través de módulos que se adaptan a las necesidades de los diferentes departamentos empresariales, el autor considera que la innovación y diferenciación pertenece a los sistemas Best of Breed o la mejor solución para una actividad concreta. Esta estrategia ofrece funcionalidades superiores, flexibilidad y personalización, así como innovación y agilidad. Sin embargo, enfrenta desafíos en cuanto a la complejidad de integración, costos más altos y la posibilidad de una experiencia de usuario fragmentada al tener que alternar entre diferentes aplicaciones

La elección entre ambas depende de las necesidades particulares de cada empresa, pudiendo incluso optar por una combinación de ambas estrategias para maximizar los beneficios según los objetivos y requisitos específicos del negocio. La pregunta es, ¿Cómo desarrollar esta estrategia?

El artículo identifica tres grupos de lectores potenciales del título:

  • Personas que desconocen el tema y probablemente no sigan leyendo.
  • Personas interesadas en la unión de términos como “ERP” con otros conceptos, que podrían continuar leyendo.
  • Personas que conocen el significado del encabezamiento y a quienes se intentará despertar interés con información nueva.

Independientemente del grupo al que pertenezcan los lectores que hayan llegado hasta este punto, la intención del artículo es transmitir conceptos e ideas de manera clara, para que puedan tenerlos en cuenta al evaluar qué estrategias adoptar respecto a los sistemas de gestión de su empresa, tanto en el presente como en el futuro.

 

¿Qué significa Best of Breed?

El término “Best of Breed” (BoB) se refiere a una estrategia de selección de software en la que las empresas buscan las soluciones más adecuadas y especializadas de diferentes proveedores para áreas de aplicación específicas, en lugar de depender de un único fabricante que ofrezca un paquete integral (Best of Suite). Esta estrategia permite a las empresas elegir programas especializados que optimicen procesos concretos, como el control de la trazabilidad, la gestión de relaciones con clientes (CRM), la gestión de almacenes (SGA), la contabilidad o la gestión de recursos humanos, adaptándose así a las necesidades únicas de cada área.

Por ejemplo, un sistema de gestión de inventario que se especializa en el control del inventario y los procesos de la cadena de suministro es considerado un sistema Best of Breed. Estos sistemas están diseñados para abordar las complejidades específicas de los almacenes, mejorando la supervisión del stock, la preparación de pedidos y el control de devoluciones.

En contraposición, las soluciones integrales como los sistemas de gestión empresarial (ERP) centralizan diversas funciones y procesos en una sola plataforma, ofreciendo módulos especializados que pueden abarcar desde compras y producción hasta finanzas y relaciones con los clientes. Aunque estos sistemas requieren una parametrización para adaptarse a las particularidades de cada negocio, no siempre alcanzan el nivel de especialización de las soluciones Best of Breed.

La integración de diversas soluciones de software de diferentes fabricantes puede crear un entorno de sistemas altamente funcional que optimiza los procesos empresariales y facilita el intercambio de información entre departamentos. Sin embargo, es importante considerar que mientras las soluciones Best of Breed ofrecen especialización y adaptabilidad, las soluciones integrales proporcionan una operatividad conjunta y unificada bajo un mismo proveedor

 

Diferencias entre Best of Breed y ERP

Un ERP (Enterprise Resource Planning) es un sistema cuyo objetivo es alinear, automatizar e integrar procesos de gestión entre todos los departamentos y funciones dentro de una empresa, a través de un sistema único. Los sistemas ERPs están compuestos por una serie de módulos cuyas funcionalidades intentan adaptarse a las distintas necesidades de los diferentes departamentos dentro de una empresa. Por ejemplo, existen módulos de Finanzas, Ventas, Compras y un largo etcétera, dependiendo del proveedor de dicho sistema. En la actualidad, prácticamente todas las empresas disponen de un ERP para la gestión del día a día de la empresa.

En cuanto a Best of Breed, es un término que suele utilizarse en el mundo del software para describir a aquel sistema que podríamos catalogar como la mejor solución para desarrollar una actividad concreta. En definitiva, se trata de software desarrollado por compañías especialistas en áreas o tareas concretas de la gestión de empresas.

Como ejemplos, tenemos los SGAs en el mundo de la gestión de almacenes, los CRMs para la gestión de la relación con los clientes, las soluciones SCM en el apartado de la logística y así un largo etcétera para determinadas áreas de la gestión dentro de la empresa.

En resumen, identificaremos como Best of breed a aquellas herramientas de software catalogadas como las mejores en su área, para obtener un fin o resultados concretos.

 

Evolución y estrategias aplicadas a la empresa

No viene mal recordar cuál ha sido la evolución de los sistemas de gestión empresarial para determinar, de dónde venimos, donde estamos y hacia dónde vamos. Las estrategias aplicadas por las empresas en términos de sistemas de información, podrían estructurarse hasta 1990, cuando se van desarrollando sistemas que automatizan procesos de manera separada. Por ejemplo, en esta época, aparecen los primeros MRPs.

Otro gran segmento en el tiempo lo podemos considerar hasta 2005, en el que desde el desarrollo de los primeros ERPs hasta el año 2005, las empresas tomaron el rumbo de unificar toda la información en una única plataforma reemplazando el software fragmentado, es el período de efervescencia de los ERPs.

En ellos, las compañías registran sus datos maestros, transacciones, procesos y se intentan desarrollar facetas de diferenciación e innovación, desarrollando lo que el mercado conoce como soluciones ERPs verticales, es decir, desde una base estándar y común, determinadas empresas satélites al fabricante del ERP, modifican el sistema con el objetivo de proporcionar soluciones específicas, para mercados específicos.

 

La estrategia actual tiende a la especialización

En la actualidad, las compañías están avanzando y desarrollando sus sistemas, con el objetivo de innovar y diferenciarse respecto a la competencia. Si bien, siguen manteniendo su ERP como sistema principal, el problema es que, parafraseando al refranero español, en los sistemas empresariales como en la vida, “el que mucho abarca, poco aprieta” y esa es una tendencia que con el paso de los años, está marcando el devenir de los sistemas de gestión empresarial.

En definitiva, la tendencia actual en cuanto a la estrategia a seguir, sería la definida por un sistema principal, normalmente un ERP, en el que se registran datos maestros, transacciones y procesos, dejando la innovación y diferenciación a sistemas Best of Breed.

Esta estrategia no solo tiene sentido, además, parece la evolución natural hacia la innovación. La pregunta clave es, cómo desarrollo esta estrategia y donde aplico la especialización.

 

El modelo de capas de Gartner

Cuando de aplicaciones informáticas se trata, normalmente existen tensiones entre los departamentos de TI y los usuarios de dichas aplicaciones. El motivo es claro, el usuario final busca en los sistemas de gestión la solución a diferentes problemáticas, tanto de su día a día como a la hora de tomar decisiones estratégicas, mientras a los departamentos de TI, les interesa estandarizar al máximo las soluciones informáticas y reducir problemáticas y costes.

Gartner define las tres categorías o capas (Registro, Diferenciación e Innovación), para determinar y distinguir dónde ubicar las distintas herramientas dentro de la organización. Si procede, las aplicaciones irán moviéndose entre las capas según su madurez dentro del sistema:

  • Sistemas de Registro: esta capa alude a sistemas clásicos donde se registran transacciones básicas. No hay mucho cambio y podríamos relacionarlo con los sistemas más maduros dentro de la organización.
  • Sistemas de Diferenciación: son aquellos que son utilizados para procesos y funciones específicas de la empresa. Será necesario adaptarlos a las necesidades de la compañía según se produzcan cambios en la misma.
  • Sistemas de Innovación (o capa superior): nuevas herramientas que nos proporcionarán ventajas competitivas, gracias a su implantación en nuestro esquema de sistemas.

Desde el punto de vista de la gestión de las TI, la compañía, basándose en este modelo de capas, deberá reflexionar y analizar en qué posición ubica a las diferentes aplicaciones con las que cuenta y a partir de ahí, valorar qué necesidades existen en los diferentes niveles, ver qué opciones nos ofrece el mercado del software y en base a ello, decidir qué estrategia se debe seguir de cara a determinar, si es mejor comprar nuevas aplicaciones, o adaptar y desarrollar las existentes. La actualidad económica, la evolución tecnológica y el ritmo cambiante de los mercados hacen imprescindible la aplicación de la estrategia del sistema de capas de Gartner en nuestras empresas.

En la actualidad, queda demostrado que las compañías, aunque sean conservadoras, se están decantando, como muestra el cuadro adjunto del estudio realizado por Gartner, por la estrategia de añadir soluciones Best of Breed a sus ERPs.

Como reflexión final y a la vista de los resultados obtenidos, la mejor estrategia para innovar y mejorar competitivamente en términos de sistemas es combinar un ERP que soporte los procesos transaccionales y datos maestros, complementado con las mejores soluciones especialistas del mercado (Best of Breed).

Sin duda y a la vista de todo lo expuesto hasta ahora, debería haber cambiado el título del artículo y en lugar de “ERP vs. Best of Breed”, debería haberlo titulado “ERP + Best of Breed”, sin duda, más positivo y que refleja más fielmente lo que en la actualidad, es una tendencia y una realidad en el mundo de la gestión empresarial.

Nueva llamada a la acción