stock_obsoleto

4 pasos para reducir obsoletos | Guía descargable

Revisar tu surtido de productos y analizar su comportamiento es una tarea imprescindible para la buena gestión de una empresa. Sin embargo, a pesar de que todos sabemos que reducir obsoletos es indispensable, sacarlos de las operaciones de la empresa suele ser una tarea más fácil de decir que de hacer.

Hoy compartimos una sencilla guía de 4 pasos para reducir obsoletos reduciendo el impacto financiero al mínimo: eliminarlos del stock físico, eliminarlos de los procesos administrativos, la devaluación financiera y el control de daños.

Reducir obsoletos y no morir en el intento

Basados en la experiencia de Slimstock como analista del inventario, la realidad nos dice que alrededor del 10% de los productos de tu almacén no se venderán nunca. Si no se van a vender, inevitablemente se convertirán en obsoletos, con lo que te costarán dinero y además ocuparán un espacio muy valioso en tu almacén. Y si la realidad es que, casi con total seguridad, estos artículos no te van a aportar ningún ingreso, ¿por qué los sigues teniendo?

Eliminar el stock obsoleto implica un gran coraje. Después de todo, si lo amortizáramos sería a expensas del margen de beneficio de la empresa, cosa que nunca le parecerá buena idea a un Director Financiero. Pero si te atreves a poner en práctica estos 4 sencillos pasos, a finales de año te habrás ganado el respeto de toda la organización:

Paso 1: Eliminar el stock obsoleto físico

El primer paso a la hora de reducir obsoletos es eliminarlos físicamente del almacén y colocarlos en un lugar donde nadie pueda encontrarlos. No importa dónde, la idea es simplemente que los pierdas de vista. Aunque esto puede parecer algo atrevido, es totalmente necesario. Después de todo, esos artículos ya te están costando demasiado dinero y mientras sigan estando en el almacén estarán ocupando un valioso espacio que podría destinarse a otros productos que sí te generen ingresos.

Paso 2: Eliminarlo de los procesos administrativos

Asegúrate de que los artículos obsoletos son eliminados de tu ERP y de cualquier otro sistema en el que puedan estar registrados. Si no es posible, asegúrate al menos de que no se tramiten más órdenes de compra ni de venta. Y no olvides eliminar estos productos de la tienda online o de los catálogos de venta.

Paso 3: Devaluación financiera

Ahora llega lo más duro (y sin embargo inevitable): hacer una reevaluación del stock. Aunque es doloroso no puedes saltarte este paso. Si te lo saltas, tarde o temprano tendrás que volver a tener las mismas conversaciones con tus compañeros de Ventas y Finanzas. Y como hemos dicho anteriormente, el stock obsoleto no te va a proporcionar otra cosa que costes y más costes.

Paso 4: Control de daños

Los obsoletos están ahora listos para destruir. Sin embargo, si alguien estuviera dispuesto a comprar este stock, sería indudablemente beneficioso. Tal vez algún comprador pudiera estar interesado, o tal vez podrías contactar con algún proveedor para que te lo retirara. Otra idea es localizar al último cliente que hizo un pedido de este material y hacerle una oferta que no pueda rechazar. En este punto debes preguntarte: ¿por qué no llevar a cabo estas acciones cuando aún tienes ese stock en el almacén? Pero la realidad, basándonos en la experiencia, es que lo que suele pasar es que los obsoletos siguen en tu balance cuanto termina el año.

Descárgate la guía completa en PDF >>

 

Slimstock, expertos en gestión de inventarios

 

Conoce nuestras soluciones y descubre cómo podemos ayudarte >>

Desde 1993, Slimstock ha sido sinónimo de la mejor previsión de la demanda, una optimización de stock más eficiente, un análisis claro del inventario y continua mejora de la rentabilidad. Nuestra base de clientes está formada por más de 750 empresas en todo el mundo (grandes, medianas y pequeñas) que abarcan un amplio rango de sectores.

SHARE:
ARRIBA