Por favor selecciona donde estas para ver contenido específico de tu país

x

Itho Daalederop

“Con Slim4, tenemos el control total de la disponibilidad”.

Kerst Algera

Director de Operacionesr | Itho Daalderop

Itho Daalderop sienta las bases de la producción por encargo con slim4

El productor líder de sistemas de bomba de calor, Itho Daalderop, ha tomado la decisión estratégica de alejarse de su modelo de make-to-stock en favor de un modelo de fabricación bajo pedido. Destacando la importancia de lograr una alta disponibilidad de los componentes sin procesar, Kerst Algera, director de operaciones, agrega: “Con Slim4, tenemos el control total. Como resultado, hemos reducido los componentes y repuestos almacenados en un 15 %”.

Itho Daalderop suministra sistemas integrados de calefacción, refrigeración y ventilación sostenibles para viviendas. La empresa ha pasado por una transición en los últimos años, pasando del make-to-stock al make-to-order . “Suministramos a mayoristas técnicos, que también atienden al sector de la instalación desde el almacén. Desde el punto de vista de la cadena de suministro, eso no es conveniente”, dice Algera.

Por ello, la empresa entabló conversaciones con clientes mayoristas clave e hizo un importante descubrimiento: Itho Daalderop también puede satisfacer las expectativas de los clientes con un enfoque basado en los pedidos, siempre que el plazo de entrega no supere los catorce días. “Fue todo un cambio, pero lo hemos conseguido modernizando y flexibilizando nuestras líneas de producción”.

Un mayor control de los componentes

Uno de los principales retos del modelo de producción basado en pedidos era que las materias primas y los componentes debían estar siempre disponibles. Sin embargo, el ERP con el que trabaja Itho Daalderop no podía garantizarlo suficientemente. Las listas de piezas y repuestos abarcan un total de unas 6.000 referencias que son suministradas por 600 proveedores diferentes. Algera afirma: “Cada producto final se produce casi semanalmente. Si hay que entregar en dos semanas, esos componentes tienen que estar realmente ahí. Si una pieza no está en stock, toda la orden de producción no puede salir adelante”.

Slim4 ofrecía la solución perfecta: “Esto nos ha permitido controlar nuestros componentes. Con nuestro sistema ERP era imposible, por ejemplo, gestionar los ciclos de vida y manejar bien el stock de seguridad dinámico y los plazos de entrega variables. Como resultado, a menudo teníamos que hacer pedidos urgentes, pero por otro lado, también teníamos mucha obsolescencia. Con Slim4, tenemos un control total de la disponibilidad y también hemos eliminado nuestro exceso de inventario. Desde la implantación de Slim4, las existencias han disminuido entre un 10% y un 15% en pocos meses”.

Reliable processes

Slim4 ha traído la paz a la cadena de suministro, señala Algera con satisfacción: “El proceso se ha vuelto mucho más fiable. Esto significa que los compradores ya no tienen que perseguir constantemente a los proveedores. Compartimos las previsiones de compra que genera Slim4, lo que les permite anticiparse mejor a nuestras necesidades. Debido a la bonanza económica, algunos componentes son actualmente muy escasos, lo que provoca largos plazos de entrega. Al planificar el inventario en Slim4 y al hacer los pedidos con mayor antelación, podemos seguir manteniendo la disponibilidad”.

Reducción de costes

Itho Daalderop ya no tiene que mantener existencias de productos acabados. Esto significa que ya no se incurre en todos los costes logísticos relacionados. Con la transición que se ha llevado a cabo, la empresa también está preparada para el futuro, que parece prometedor. El verdadero auge de las bombas de calor aún no ha comenzado. “Suministramos a través de mayoristas, pero también desarrollamos propuestas por las que asumimos proyectos completos de nueva construcción u ofrecemos sistemas de calefacción como servicio. Nuestro enfoque basado en los pedidos nos ha hecho más eficientes y flexibles, permitiéndonos responder más rápidamente a los nuevos desarrollos del mercado.”