Una estrategia de asignación efectiva

El retail se enfrenta a un enigma real. Por un lado, todo, desde los costos de las materias primas hasta los costos de los espacios comerciales, está aumentando drásticamente. Sin embargo, por otro lado, los clientes se están volviendo más cautelosos que nunca y simplemente no aceptan ningún aumento en el precio. A medida que el retail busca minimizar los costos operativos para mantener los márgenes, el tener una estrategia de asignación efectiva es un área que simplemente no pueden permitirse pasar por alto.

En última instancia, para sobrevivir en el comercio del retail, los líderes empresariales deben hacer todo lo que puedan para impulsar la eficiencia en todos los aspectos de su negocio. Sin embargo, tal como vimos en el artículo Stock de seguridad y ventas Omni-Channel,  a medida que los clientes explotan cada vez más el canal de compra online, los minoristas deben trabajar más duro que nunca para asegurarse de que sus tiendas tradicionales agreguen valor a la experiencia de compra. Entonces, con la presión del cliente para ofrecer opciones y disponibilidad excepcionales, ¿cómo se puede lograr una asignación equilibrada de inventario en todos los canales?

¿Cómo luce una asignación de inventario efectiva?

Al distribuir el inventario de manera efectiva en toda la cadena, los minoristas se aseguran de que el stock correcto esté disponible en el momento correcto y en el lugar correcto. Básicamente, una asignación de inventario óptima asegurará que la satisfacción del cliente se maximice y la oportunidad de obtener ganancias se explote al máximo. Sin embargo, ¿qué ocurre si el inventario no está asignado correctamente?

Si la estrategia de asignación no está bien alineada con la estrategia comercial general, esto puede tener un gran impacto en el rendimiento de todo el negocio. Algunos de los problemas son muy visibles, como las estanterías vacías en algunos lugares, mientras que otros lugares sufren de pasillos desordenados y trastiendas llenos de existencias. Sin embargo, una mala asignación también puede tener un profundo impacto en las ventas y los márgenes, ya que la empresa se ve afectada por los costos de la cadena de suministro y las oportunidades de ventas perdidas.

Indicadoras de una estrategia de asignación efectiva vs una asignación ineficaz:

Estrategia de asignación optimizada:

😊Constantemente altos niveles de disponibilidad

😊Transferencias minimizadas entre tiendas

😊Máxima venta de productos

😊Días de stock minimizados en parte

😊Satisfacción del cliente maximizada

Estrategia de asignación ineficaz:

😕Tiendas desordenadas

😕Exceso de existencias en toda la cadena

😕Problemas de disponibilidad en todos los canales online

😕Alta tasa de desabastecimientos en la tienda

😕Alta tasa de reducción

¿Cómo se puede evitar una mala gestión de asignación?

Los factores y prioridades para tomar una decisión de inventario diferirán de un retail a otro. Sin embargo, hay una serie de principios que todos los líderes empresariales deberían considerar para garantizar que la asignación de inventario satisfaga las demandas del cliente y aporte valor al negocio.

  1. Obtener la asignación correcta la primera vez

La asignación inicial causa el mayor dolor de cabeza. Esto no es sorprendente, dado que una de las causas evitables más comunes de obsolescencia y desperdicio es una mala asignación inicial de inventario. Al desplegar un producto en las tiendas, la tentación es asignar todo el inventario desde el primer día. Sin embargo, no tiene sentido asignar productos a una tienda donde nunca se venderán.

Tomemos, por ejemplo, la distribución de inventario de zapatos de mujer: la demanda siempre será mayor para los zapatos de talla 37. Como resultado, tiene sentido asignarlos a la tienda. Pero, ¿qué hay de tamaños extremadamente grandes o pequeños?

Es probable que la demanda de estos tamaños en una tienda específica sea mucho menor y, por lo tanto, el riesgo de exceso y obsolescencia es mucho mayor. En consecuencia, tiene más sentido centralizar la asignación de tamaños extremos para satisfacer la demanda a través de la tienda en línea o enviar a las tiendas cuando sea necesario.

  1. La presentación es todo

Cuando se trata de la asignación inicial, menos es más. Sin embargo, siempre hay un límite mínimo de inventario que debe asignarse a las tiendas la primera vez. El objetivo aquí debería ser garantizar que las tiendas tengan suficiente stock de presentación para lanzar un nuevo producto en la tienda, así como cubrir la demanda hasta que el inventario pueda reabastecerse.

Sin embargo, aún existe el riesgo de que el nivel de stock de presentación sea excesivo. Dado que el stock de presentación generalmente está impulsado por el planograma, es vital que los equipos de la cadena de suministro estén bien alineados con el equipo visual de comercialización para minimizar el riesgo de exceso y obsolescencia.

  1. Haga que el reabastecimiento trabaje para usted

Como se destacó anteriormente, no es aconsejable asignar todo el inventario de inmediato. En cambio, se debe confiar en los procesos de reabastecimiento para recargar regularmente los niveles de inventario en la tienda.

Cuando se trata de reposición, es vital asegurarse  de que los artículos, tamaños y combinaciones de colores estén almacenados en el lugar correcto. Después de todo, sin niveles constantes de disponibilidad en toda la venta, los clientes no tendrán más remedio que buscar en otra parte.

Sin embargo, la reposición en entornos minoristas requiere un calendario cuidadoso. Si los artículos se reabastecen demasiado pronto, esto puede generar un excedente en el lugar. Igualmente, si los artículos se reponen demasiado tarde en la temporada, es posible que estos artículos no se vendan a tiempo y, por lo tanto, provoquen descuentos. Una estrategia de reabastecimiento eficaz es lograr el equilibrio perfecto entre evitar desabastecimientos, minimizar el exceso y lograr altos niveles de satisfacción del cliente.

La asignación de inventario es un entorno multi-channel

Dado el clima que vive el retail, estos deben aprovechar cualquier oportunidad que puedan para mejorar los márgenes. Como una de las principales causas de exceso y desperdicio, la optimización de los procesos de asignación de inventario ayudará indudablemente a minimizar aquellos costos que se pueden evitar. Además, al hacer coherente el proceso de decisión, los minoristas también se beneficiarán de las ventas que resulten de lograr mayores niveles de disponibilidad en toda la cadena.

¿Usted, qué pasos ha seguido para optimizar su enfoque de asignación? ¿Qué impacto ha tenido esto en su negocio?

SHARE:

MENOS QUIEBRES DE STOCK

INCREMENTO EN LAS VENTAS

REDUCCIÓN DE INVENTARIO

DISMINUCIÓN DE MERMAS

ARRIBA